Lo balean por no poder asaltarlo

Autor: No hay comentarios Compartir:

Suceso ocurrido el: 30/03/2010

Un hombre de 45 años fue baleado en la espalda por tres delincuentes que intentaron asaltarlo en momentos en que ingresaba a su casa del barrio Estrada después de cumplir su jornada laboral.
De acuerdo a los datos proporcionados por las fuentes consultadas, la víctima contó con la fortuna de su lado ya que el proyectil le rozó la espalda y sólo le produjo una herida cortante. No obstante, fue conducido en una ambulancia a un nosocomio médico para ser examinado.
El intento de asalto se produjo anoche a las 21 en una vivienda de la calle Acevedo al 6000, a donde regresaba Domingo Demarco (45) en su Ford Fiesta color blanco. Tal como lo hace todas las noches, primero procedió a abrir la puerta de rejas para luego tener acceso al garaje.
Sin embargo, fue en esos momentos cuando se le aproximaron tres individuos jóvenes armados y le exigieron la entrega de las llaves del automóvil. El dueño de casa les pidió a los delincuentes que no lo asaltaran, que el automóvil lo necesitaba para trabajar y entonces comenzó a gritar a pedir auxilio.
Los sorprendidos asaltantes, que no tenían más de 20 años, se frustraron por la situación y decidieron retirarse, pero antes uno de ellos apuntó con su arma y le realizó un disparo a Demarco. El proyectil causó una herida superficial en la zona de los omóplatos, aunque el ataque tenía como objetivo un disparo pleno.
Los gritos y la detonación alertaron a los vecinos que se comunicaron con la policía, y a los pocos segundos varios patrulleros de la comisaría séptima se acercaron al lugar. Si bien los delincuentes andaban a pie no pudieron ser encontrados en las proximidades.
Por su parte la víctima salió por sus propios medios, caminando, de su vivienda y se dirigió hasta la ambulancia en donde recibió asistencia.

enlapuerta.jpg (39 KB)

Articulo Anterior

Colectivero herido con una jeringa

Articulo Siguiente

Se necesitan testigos de accidente fatal

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *