Donde están los niños perdidos

Autor: 1 comentario Compartir:

Suceso ocurrido el: 18/04/2010

mc.jpg (5 KB)(Por Virginia Pignaton y Fernando Delaiti de la redacción de DIB).-
Elizabeth, de 15 años, estaba desaparecida desde el 30 de octubre del año pasado, pero gracias a Enrique, que vio su foto en el dorso del resumen de cuenta de su tarjeta de crédito, no figura más en la lista de chicos perdidos de Missing Children…

La adolescente de la localidad bonaerense de Merlo apareció en la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay. Los datos aportados por Enrique fueron la clave para hallarla.
Como Elizabeth, muchos chicos desaparecen en el país. Según datos de la red Missing Children, desde enero de 2000 se registraron 4829 casos, de los cuales casi el 70 por ciento (3277) pertenecen a la provincia de Buenos Aires.

Missing Children se creó en 1999 con un grupo de voluntarios de Red Solidaria, para ocuparse de la gran cantidad de niños que no encontraban su hogar y que corrían peligro en la calle. La directora de la ONG, Lidia Grichener, explica que “no todos los chicos que faltan de sus casas pasan por nuestra red; a veces por desconocimiento las familias no recurren a nosotros”. Y agrega en diálogo con DIB que “es vital que primero se efectivice la denuncia policial”.

En la web de Missing Children hoy figuran más de 100 chicos perdidos, pero no todos acceden a ver estas fotografías. Por esa razón Grichener considera que la difusión en distintos medios de comunicación de los niños perdidos ayuda mucho en el aporte de datos. El detalle no es menor, ya que aseguró a partir de la incorporación de los rostros en las boletas de luz, un 50 por ciento más de chicos pudo volver a su casa.

En territorio bonaerense son muchos los chicos perdidos y según la Dirección General de Registro de Personas Desaparecidas de la provincia hay 89 personas desaparecidas; esos datos se confeccionan a través de solicitudes de paradero emanados de diferentes juzgados de menores. En general, se trata de niños cuyo paradero se ignora, que se han ido, se han perdido o que han sido sustraídos por alguno de sus padres; en estos casos, el juzgado competente ignora dónde se encuentran los niños. Según el registro provincial hay chicos que faltan de sus hogares en Mar del Plata, Morón, Lomas de Zamora, Moreno, Necochea, La Plata, San Isidro, Quilmes, Mercedes, Pergamino y San Martín.
En Bahía Blanca, por ejemplo, desde el 2003 hasta la fecha se denunciaron 209 casos, de los cuales 145 fueron por fuga de hogar y hasta el momento suman 12 los casos sin resolver. Pero no es el único caso, en Junín en los últimos días se denunciaron tres casos.

ORÍGENES
Las causas de las desapariciones son diferentes: conflictos familiares, crisis de identidad, discapacidad mental, sustracción o simplemente porque se perdieron una tarde y no saben cómo regresar a sus hogares. Aunque casi siempre la pobreza cruza todo el abanico de posibilidades.
Para la trabajadora social Carmen Gutiérrez, son muchos los chicos que viven hoy día una situación de injusticia y abandono. “Dejan de creer porque sufrieron abandono de la escuela, de la familia, de las instituciones, y volver a incluirlos es un trabajo muy difícil. Son chicos abandonados por la sociedad”, asegura la integrante de la Asociación Consignas del Pueblo.

En el Registro Nacional de Información de Personas Menores Extraviadas, coinciden en el diagnóstico de las causas y apuntan al núcleo familiar. Al respecto, la coordinadora del Área Social del registro, Claudia Silva, destaca a esta agencia que las cuestiones familiares están atravesadas por otras cuestiones que tienen que ver con el espacio territorial. “Los adolescentes se están yendo más por cuestiones sociales. No encuentran espacio de contención, no son aceptados por la familia y muchas veces se van con novios más grandes”, dice la funcionaria. Y este dato se complementa con una cifra no menor: del total de desaparecidos, el 62 por ciento son niñas, y la franja etaria más afectada es de 13 a 17 años.

Según la trabajadora social Daniela Martínez Rizzo, si el chico se fue de la casa hay algo que no se hizo o que no alcanzó. “Hay que diseñar un proceso que en principio repare la situación de vulneración o violación del derecho del niño. Pero hay que ocuparse de diseñar estrategias que se ocupen de modificar lo organizacional y estructural de la familia del niño”, reclama la integrante del Consejo de Promoción y Protección de Derechos de la Niñez de La Plata. Y agrega: “Hay chicos que tienen una ida y venida de su hogar intermitente porque en la calle encuentra más de lo que encuentra en su casa. Y muchas veces no pasa por plata, sino lo que busca es el afecto”.

Del total de casos registrados por Missing Children y la Red Solidaria, el 28 por ciento se va de su casa por conflictos familiares y 40 por crisis de identidad: en estos dos rubros se enumeran peleas con sus progenitores o padrastros, adolescentes que se enamoran y deciden irse con adultos mayores, o problemas de violencia y adicciones. En tanto, el 7 por ciento son robados o perdidos y el 17 se da por la sustracción por parte de uno de los padres o un familiar.

LAS HERRAMIENTAS DE BÚSQUEDA
Las formas para encarar una búsqueda son muy variadas. Y el uso de las nuevas tecnologías es aprovechado por gran parte de los organismos que se dedican a investigar casos de esta naturaleza, sobre todo con menores de edad. Internet aporta su grano de arena a la hora de resolver estos problemas. Lo que allí se publica puede verse en cualquier parte del mundo.
Sin embargo, los especialistas aseguran que son fundamentales las primeras horas tras la desaparición de los niños. “Hay que dejar en claro que no hace falta esperar ningún plazo para realizar la denuncia.

A veces en la comisaría le dicen a la familia que hay que esperar 24 horas y no existe una ley que diga eso”, señala Flavia Brozzi, asesora de la región provincial del Registro Nacional de chicos perdidos.
Desde este organismo nacional, creado por ley a fines del 2003, aseguran que desde el año pasado el registro dejó de ser una mera base de datos y la idea es armar una red institucional con diferentes profesionales que trabajan en todas las provincias. “Los chicos perdidos son una responsabilidad del Estado Nacional”, dice Claudia Silva.

Missing Children: 0800 333 5500; info@missingchildren.org.ar o en www.missingchildren.org.ar
– Registro de Información de Personas Menores Extraviadas: 0800-122-2442 (las 24 horas) o en Internet: www.jus.gov.ar/atencion-al-ciudadano/chicos-perdidos.aspx
– Registro de Personas Desaparecidas del Ministerio de Seguridad de la Provincia: 0800-333-5502 o en www.mseg.gba.gov.ar/desaparecidos/index.htm

Consejos ante la sospecha de un niño perdido
• Llamar a los amigos y compañeros de escuela para averiguar cuándo lo vieron por última vez y si tienen algún dato que le puedan dar.
• Llamar a todos los familiares contándoles la situación y viendo si ellos tienen alguna información.
• Hacer la denuncia en la comisaría: solicitar copia de la denuncia
• Preguntar qué juzgado corresponde, incluyendo nombre del juez.
• Ir al juzgado y aunque la causa no haya llegado de la comisaría, solicitar que se tome denuncia del hecho. (DIB)

Articulo Anterior

Oficiales salvan a anciana al incendiarse su casa

Articulo Siguiente

Calles peligrosas

También te puede interesar

1 comentario

  1. Amigos:
    Felicitaciones por su trabajo; estoy vinculado a la ONG Fundacion Amauta de Riobamba-Ecuador; esta organizacion trabaja por el tema de niños, niñas y adolescentes perdidos, extraviados, victimas de la trtata de personas para explotacion laboral, sexual, mendicidad.
    Quisiera mantener una comunicacion permantente de informacion y ayuda con ustedes.
    Gracias
    Carlos Martinez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *