Mujer detenida por venta de drogas

Autor: No hay comentarios Compartir:

Suceso ocurrido el: 03/09/2010

La mamá de un peligroso delincuente fue detenida ayer por venta de drogas en una casilla de la villa Mateotti. La mujer de 38 años, cumplía bajo el régimen de libertad asistida, una condena por el mismo delito cometido en 2007.

Se trata de la mamá de un joven de 18 años que cuanta con cuatro homicidios en su haber, entre ellos el crimen de Stéfano Bergamaschi. La mujer cuenta con un amplio prontuario por venta de estupefacientes. Una fuente policial aseguró que tiene al menos cuatro causas y que la casilla de la villa Mateotti fue allanada media docena de veces.

El operativo en el asentamiento que se alza sobre la avenida Mario Bravo entre Mateotti y Talcahuano, no fue muy distinto a los anteriores. Cuando la mujer reaccionó ya tenía la casa inundada de efectivos de la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas. Fue sorprendida in fraganti mientras procesaba algunos trozos de marihuana compactada en una licuadora eléctrica para poder picarlos, fraccionarlos en pequeñas bolsitas de nylon y luego venderlos a los clientes ocasionales que se acercaban la casilla.

Además de la droga a punto de ser molida, los investigadores secuestraron cerca de 40 “bagullos” –pequeñas bolsitas de nylon con pequeñas dosis de marihuana-, que estaban ocultas dentro de un montículo de arena y en una bolsa que colgaba de tendal en la parte trasera de la vivienda.

Un joven de 25 años que se encontraba junto a la mujer, también fue detenido ya que entre sus ropas llevaba varios envoltorios con marihuana. Según fuentes policiales, el joven vive dentro del asentamiento en una casilla ubicada a pocas cuadras de la vivienda de la mujer y cuenta con antecedentes penales por robos.
La mujer había estado, hace pocos meses, alojada en la Unidad Penal 50 de Batán cumpliendo una condena por venta de drogas. En un principio fue beneficiada con el arresto domiciliario y hasta ayer completaba la sentencia bajo el régimen de libertad asistida. Pero una vez más fue apresada cometiendo el mismo delito.

La investigación que terminó con la mujer detenida comenzó hace dos meses cuando una denuncia anónima alertó sobre la venta de estupefacientes en una casilla del asentamiento.

A algunos vecinos les preocupaba la situación teniendo en cuenta que la mujer realizaba sus “negocios” desde el mediodía hasta entrada la noche y a unos 100 metros de una escuela primaria. El trabajo policial demandó vigilancia encubierta y filmaciones que registraron el movimiento en torno a la casilla. A estas pruebas se sumaron las declaraciones de testigos y el juez de Garantías libró la orden de allanamiento para ayer al mediodía.

  • diarioelatlantico.com
  • Etiquetas:
Articulo Anterior

Motociclista herida

Articulo Siguiente

Asesinato en barrio Las Heras

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *