«Kiosco» de cocaína demolido y bandas detenidas

Autor: No hay comentarios Compartir:

Suceso ocurrido el: 09/09/2010

Doce personas entre mujeres, hombres y menores de edad fueron apresados en las últimas horas. El operativo incluyó el allanamiento de cinco viviendas y la demolición de una casilla que era utilizada para vender la droga.

Dos organizaciones que se dedicaban a la venta de droga en una vieja casilla del barrio Libertad fueron desbaratas el miércoles durante un operativo que incluyó ocho allanamientos y la detención de doce personas, entre ellos tres menores de edad. Se secuestró más de un kilo y medio de cocaína.

La investigación que comenzó hace seis meses tuvo su epílogo ayer a la mañana cuando una máquina topadora embistió la vieja casilla de Brandsen 8770, utilizada por ambas bandas para comercializar la droga. En poco menos de una hora las paredes quedaron reducidas a escombros.

Fuentes de la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas informaron los dos cabecillas de las organizaciones fueron apresados durante los allanamientos que se realizaron el miércoles por la tarde.

Se trata de una mujer de 30 años conocida como “La Pico” y de un hombre de 32. Ambos con antecedentes penales por infracción a la ley de Estupefacientes.

“La Pico” fue detenida ayer en su casa de la calle Brandsen al 8800. Si bien en ese lugar no se encontró droga, las pruebas recogidas durante la investigación (fotografías, testimonios y filmaciones) demuestran su alto grado de responsabilidad en una de las organizaciones que vendía cocaína en el barrio Libertad.

El jefe de la otra banda fue apresado en una vivienda de Bolivia al 500. Tampoco se secuestró droga en el lugar.

Una fuente de la investigación informó que los dos jefes tenían por costumbre no tocar la droga. Ellos eran quienes organizaban la red de venta pero no guardaban la mercancía en sus viviendas. Tampoco acopiaban toda la droga en un mismo lugar sino que ocultaban en distintas viviendas del barrio y tenían jóvenes a su servicio, en su mayoría menores de edad, que la transportaban a los distintos puntos de venta.

La manera de organizarse de estas bandas ameritó una investigación mucha más profunda para poder establecer la red de venta. El dato certero que tenían los pesquisas era que la droga se vendía en la casilla semidestruida de la calle Brandsen 8770. Allí, en los últimos años se realizaron al menos catorce allanamientos en los cuales se secuestró cocaína y marihuana y se detuvo a un sin fin de personas encargadas de vender la droga. Hasta ayer esa casa era utilizada por ambas bandas. Se repartían las horas del día –una a la mañana y otra a la tarde-, para “explotar” el negocio. Sus puertas estaban trancadas y enrejadas. Las ventanas tapiadas, a excepción de un pequeño orificio por donde se despachaba la mercancía y se recibía el dinero del comprador ocasional.

El miércoles cerca de las 14 cuando los policías ingresaron a la casa sorprendieron a dos hombres de 27 y 30 años. En su poder se les secuestraron 50 envoltorios con pequeñas dosis de cocaína.

En la misma cuadra donde vive “La Pico” se allanó otra casa y se detuvo a una mujer de 27 años. Allí, según informó una fuente de la investigación, también funcionaba un punto de venta. De hecho se secuestró una importante cantidad de envoltorios con la droga ya mencionada.

La mayor cantidad de cocaína se incautó en una vivienda de Necochea al 8300. Allí detuvieron a un hombre de 40 años y a una mujer de 27. La vivienda funcionaba como lugar de acopio de la droga, pues la policía secuestró 400 “bochas” con aproximadamente 3 gramos de cocaína cada una.

Otro lugar utilizado por una de las dos bandas para almacenar de la droga, era una vivienda ubicada en la esquina de French y Ecuador. También allí se incautaron varios envoltorios con cocaína y dos personas –una mujer de 36 años y un adolescente de 17-, fueron apresados. Otros tres adolescentes de 19 y 16 años fueron detenidos en dos viviendas. Una en la calle 11 de Septiembre al 9000 y otra en Río Negro al 8700.

El total de la droga secuestrada supera el kilo y medio. Los menores fueron liberados horas más tarde mientras que las cinco mujeres y cuatro hombres, todos mayores de edad quedaron detenidos a disposición del fiscal de la causa. Alejandro Pellegrinelli.

Sin previsión

Cuando las máquinas empezaron a trabajar en la demolición de la casilla, se encontraron con un caño. La rotura del mismo comenzó a provocar una fuga de gas que asustó a todos los presentes. Afortunadamente, no hubo consecuencias

  • diarioelatlantico.com
  • Etiquetas:
Articulo Anterior

Micro larga distancia sin frenos

Articulo Siguiente

Adolescente detenido en Barrio Centenario

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *