Pidió ir al baño y se escapó corriendo

Autor: No hay comentarios Compartir:

Suceso ocurrido el: 01/03/2012

MAR DEL PLATA.- A Ariel Di Meglio, de 26 años, lo mataron a quemarropa en septiembre último para robarle su moto. En las últimas horas, el joven de 18 años acusado de cometer el homicidio se fugó cuando era trasladado desde esta ciudad hacia La Plata para completar un trámite judicial.
“Esto es imperdonable, ojalá lo encuentren antes que repita la historia de Ariel”, dijo Griselda de Di Meglio, la madre del joven, apenas supo que el imputado repetía una historia conocida, ya que cuando mató a Ariel, también se había escapado durante un traslado. “A mi hijo lo fusil& …ta para completar un trámite judicial.

“Esto es imperdonable, ojalá lo encuentren antes que repita la historia de Ariel”, dijo Griselda de Di Meglio, la madre del joven, apenas supo que el imputado repetía una historia conocida, ya que cuando mató a Ariel, también se había escapado durante un traslado. “A mi hijo lo fusiló cuando estaba prófugo de la justicia”, recordó.

La fuga se produjo anteayer cuando el acusado era conducido a la capital bonaerense con custodia policial. Apenas iniciado el camino, a la salida de esta ciudad, pidió ir al baño en una estación de servicio. Cuando bajó y apenas le quitaron las esposas, corrió y no pudo ser capturado. La misma estrategia había utilizado en su primer escape.

A Di Meglio lo balearon el pasado 8 de septiembre, cuando estaba en la puerta de la casa de su novia y un joven armado le robó la moto. No opuso resistencia, pero el asaltante igual le disparó en el medio del pecho. “¿Qué me mirás?”, fue lo único que le dijo antes de gatillar el revólver. La investigación realizada por la Delegación Departamental de Investigaciones permitió dar con el sospechoso, que entonces tenía 17 años.

Ahora, el fiscal Marcelo Yáñez Urrutia pidió que se abra una investigación para determinar la responsabilidad del personal que estuvo a cargo del traslado.

Este es el segundo golpe que sufre la familia Di Meglio en pocas semanas. En febrero, una banda ingresó en su casa, redujo a todos sus ocupantes y se llevó dinero y otros valores, entre ellos prendas de Ariel que la madre guardaba con celo porque eran parte de los recuerdos que le quedaban de su hijo.

“Ahora el tema es el miedo, porque quien asesinó a mi hijo está suelto”, dijo la madre de Ariel, y por ello reclamó que la policía capture pronto al prófugo. “Pedimos justicia y que por fin podamos completar nuestro duelo en paz”, dijo la madre.

Articulo Anterior

Se robaron vehículo del Correo Argentino

Articulo Siguiente

Joven fue baleado por ex policía al quedar en medio de una discusión

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *