Mueren un policía y un ladrón en un intento de asalto a un supermercado

Autor: No hay comentarios Compartir:

Suceso ocurrido el: 25/03/2012

Un policía de 35 años y padre de tres hijos fue asesinado ayer durante un tiroteo con dos delincuentes que intentaron asaltar un supermercado chino ubicado en Cerrito al 1800.
Durante el intercambio de disparos, también falleció un ladrón del que al cierre de esta edición no se sabía su identidad, pero que se presume tendría unos 25 años.
Por su parte, el policía asesinado fue identificado como Aníbal García, un sargento que se desempeñaba como bombero en el cuartel de San Patricio y que hacía horas adicionales como custodio del supermercado …supermercado chino. García era padre de tres hijos y hacía tres días que había festejado con su familia su cumpleaños.

El caso ocurrió ayer pasadas las 20 en un supermercado chino ubicado en Cerrito al 1857. En el momento del hecho, el sargento se encontraba en la puerta del comercio cuando llegaron al menos dos delincuentes. El efectivo estaba vestido con el uniforme policial, por lo que podía ser fácilmente identificable. Lo cierto es que al producirse el tiroteo no hubo testigos presenciales por lo que al cierre de esta edición los investigadores aún trataban de reconstruir lo que había pasado en la puerta del comercio. “Aún no podemos dar precisiones porque nadie vio lo que paso”, le confió ayer a LA CAPITAL una alta fuente policial.

En principio, según las hipótesis que se manejan, los investigadores creen que el policía notó la presencia de los delincuentes y que en ese contexto se produjo un tiroteo donde al menos habría habido cinco disparos. “Creemos que la mecánica puede haber así: los delincuentes dispararon y el efectivo repelió la agresión”, afirmó una alta fuente judicial.

Según los indicios preliminares, el efectivo recibió un tiro en la zona del hemitórax izquierdo con orificio de salida por la espalda. Después cayó herido de gravedad en la puerta del comercio. En tanto, a solo unos metros y frente al auto del sargento cayó el delincuente.

Los investigadores creen que en el tiroteo el cómplice del ladrón muerto escapó en un auto que podría ser un Renault 19 blanco, por lo que no se descartaba que un tercer delincuente haya estado en la escena para asegurar el rápido escape del frustrado asalto.

Una vez ocurrido el intercambio de disparos, desde el supermercado hicieron la denuncia al 911 y efectivos de la comisaría tercera llegaron hasta el lugar. En principio, hallaron a García con vida por lo que solicitaron una ambulancia. Pero a los pocos minutos, el sargento falleció. Por su parte, el delincuente habría sido encontrado ya sin vida.

Minutos después, a la escena llegaron el fiscal en turno Mariano Moyano y peritos de la Policía Científica. En base a tareas preliminares se determinó que habría habido al menos cinco disparos y no se halló el arma del delincuente por lo que se especulaba que el autor del disparo mortal que recibió García haya sido el ladrón que permanece prófugo.

Los peritos confirmaron que una de las balas ingresó al supermercado, pero para los investigadores no fue sencillo avanzar en el caso ya que no se encontró a ningún testigo presencial del tiroteo.

Las expectativas para progresar en la investigación estaban puestas en los resultados de la autopsia que se le iba a realizar al sargento durante esta madrugada y en la posibilidad de que las cámaras de seguridad del supermercado hayan captado el momento del tiroteo. Además, se le seguirá tomando testimonio a los dueños del supermercado chino, a los empleados y a los ocasionales testigos que estuvieron durante el hecho.

Al cierre de esta edición, toda la policía de la ciudad estaba abocada en buscar al delincuente prófugo y no se descartaba que durante la madrugada se realizaran algunos procedimientos.

El dolor de la familia

Cuando se realizaban las tareas de peritaje, se vivieron momentos conmovedores cuando la mujer del efectivo que trabajaba en el destacamento de Bomberos de San Patricio llegó hasta el supermercado y entró en una fuerte crisis nerviosa al enterarse de la muerte de su marido. La dramática escena se dio a solo unos metros de la casa donde vive la familia de Ariel Di Meglio, el joven que fue asesinado para robarle la moto cuando estaba en la puerta de la vivienda de su novia.

Articulo Anterior

Amenazó con suicidarse para conseguir una beca

Articulo Siguiente

Sorprendidos cuando asaltaban a un anciano

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *