Estudiantes se citan para pelear por Facebook

Autor: No hay comentarios Compartir:

Suceso ocurrido el: 22/05/2012

Todo terminó en una batahola. Cuatro menores fueron aprehendidos a raíz de una pelea en la Plaza Mitre, a donde se habían citado por intermedio de Facebook. Es una práctica habitual que adolescentes pasen de la agresión virtual a la real por motivos propios de la edad que atraviesan.
 
La cita había sido pactada vía Facebook entre un alumno de octavo año de la Escuela de Educación Media Nº 24 y otro de la Media Nº 30. Estaba en disputa el amor de una adolescente y la mejor manera que encontraron de resolverlo fue agrediéndose. Primero …ose. Primero comenzaron por internet y finalmente se convocaron para ayer, poco después del mediodía, en la cancha de basqúetbol de la Plaza Mitre. Pero la pelea superó las expectativas y en pocos minutos todo pasó a ser una batalla campal.

Ese sector de la plaza se pobló con más de 50 adolescentes que fueron testigos de una reyerta que comenzó “mano a mano pero terminó en una batahola de todos contra todos”, explicó una fuente policial.

Vecinos y transeúntes llamaron al 911 y al sitio llegaron cinco móviles de la comisaria segunda. Luego de escuchar las órdenes policiales, muchos de los intervinientes se dieron a la fuga pero en la huida arrojaron una mochila que contenía “un cutter y una cuchilla de grandes dimensiones”, aunque en el interior de la misma también encontraron una carpeta y un boletín con el nombre del propietario, que quedó aprehendido al igual que tres de sus compañeros. Todos los menores (de entre 14 y 17 años) fueron trasladados hasta la dependencia sita en Castelli y Tucumán, donde debieron presentarse sus padres para ser notificados de la causa abierta por la Fiscalía de Menores en turno.

Previamente, habían sido revisados por el cuerpo médico y ninguno de ellos presentaba heridas.

“Estos venían bardeando desde la semana pasada, que ya se habían agarrado y se habían citado para hoy (por ayer) por facebook para terminar la historia”, explicó a LA CAPITAL, un alumno de 8º año de la EEM Nº22. Según el adolescente, el sitio ni hacía falta identificarlo porque “todos sabemos que es ahi, en la cancha”.

La razón de la pelea de ayer estaba relacionada con “una chica rubia que cursa en la EEM Nº 24” y había comenzado “la semana pasada, aunque en realidad siempre hay peleas”, señaló el mismo adolescente.

La problemática de violencia en la vía pública entre adolescentes no es nueva y pero sí es bastante común que se armen peleas en las que terminan pegándose “todos contra todos”. La dinámica de las redes sociales por internet permite a los estudiantes desafiarse, primero con la impunidad de la distancia, pero luego ante el crecimiento de la agresión, ya es imposible retornar. Inclusive los propios compañeros del alumno involucrado inicialmente son los que incitan a no retroceder. Como cualquier gesto de desinterés por la pelea puede tomarse como falta de coraje o valor, los jóvenes se sienten avergonzado por la mirada ajena y deciden encontrarse. Cargados de un nivel emotivo y un trasfondo de graves insultos on line, los contendientes están ya entregados a la pelea. Entonces ya es tarde para arrepentirse.

El director de la Escuela de Enseñanza Media (EEM) Nº2 Carlos Arroyo aseguró que “creció la violencia afuera de la escuela” y calificó al hecho como “grave”.

“No creció la violencia dentro de la escuela pero sí en la calle, afuera de la escuela -analizó Arroyo-,y hubo un aumento muy grande de los asaltos instantáneos, en los que les roban zapatillas y celulares”.

Estos hechos se producen en “lugares céntricos, incluso cerca de la municipalidad” y calificó al fenómeno como “moderno que, lamentablemente, se generalizó con el mal uso de la informática”.

Ante esta situación, Arroyo aseguró que “tenemos que combatirla, ya se han dado insstrucciones, entre las que se cuentan las charlas con los alumnos y mucho trabajo del gabinete psicopedagógico”.

Respecto a la situación jurídica de los agresores, al ser los protagonistas del desorden en la vía pública menores de edad, la Ley de Minoridad vigente indica que no se les puede marcar ninguna contravención precisamente por no haber alcanzado la mayoría de edad.

Durante gran parte de la tarde, la mayoría de los menores participantes de la batahola se establecieron en la puerta de la comisaria 2º a la espera de la liberación de sus compañeros.

Asimismo, en la puerta de la dependencia policial, la inspectora del área secundaria Carla Ciavaglia se hizo presente para intentar aclarar la situación de los alumnos y ayudar en la liberación de los mismos. Tal vez el nerviosismo de la situación llevó a la inspectora a alguna mala reacción ante el pedido de LA CAPITAL por conseguir datos de los protagonistas y testigos de los hechos.

Articulo Anterior

Para detenerlos, la policía los atropella

Articulo Siguiente

Reclausuran un restaurante de Güemes

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *