Usaba remises para robar y regresar a su casa

Autor: No hay comentarios Compartir:

Suceso ocurrido el: 24/05/2012

Efectivos policiales de la comisaría séptima llegaron hasta el domicilio en donde residía un joven de 19 años que había cometido dos asaltos a mano armada y escapado en remís. La investigación duró poco más de una semana, y el delincuente fue detenido.
 
Un individuo de 19 años que cometía asaltos en la zona norte de esta ciudad, utilizando como medio de transporte remises, fue descubierto tras una precisa investigación desplegada por personal de la comisaría séptima.
Los dos asaltos que se le adjudican se produjeron en los últimos … los últimos días, uno de ellos contra un local de la avenida Constitución y otro en un comercio de calle Estrada, y en ambos casos fugó a bordo de los vehículos contratados para un viaje común.

La investigación comenzó después de que un hombre denunciara haber sido asaltado en su negocio de Constitución al 6100 por un individuo armado. En el relato de la víctima se establecía que el delincuente había escapado en un remís oscuro, con un número de licencia “096”, con 500 pesos en efectivo y otros valores.

Las primeras averiguaciones llevaron a los policías a un hecho ocurrido el 14 de mayo en Estrada al 5600, donde el asaltante había actuado de la misma manera y huido también en un remís. Incluso la descripción del arma empleada coincidía en ambas denuncias y el botín, dinero y cigarrillos, era similar.

La policía determinó inicialmente que los remises pertenecían a la agencia rural denominada La Rural, y constató la hoja de ruta llevada a cabo por ambos remises, el primero de ellos conducido por un hombre y el segundo por una mujer.

De ese modo los investigadores reconstruyeron el viaje del asalto a la calle Estrada y establecieron que el delincuente había tomado el remís en la vía pública, mientas que en el otro robo lo había pedido desde una casa de calle ex 81 al 6300 del barrio Alto Camet. La coincidencia resultó ser el destino final: ambos trayectos culminaban Martínez y Beltrán del barrio Alto Camet.

El fiscal Juan Pablo Lódola avaló las pesquisas que señalaron que en Martínez y Beltrán se domiciliaba -en las adyacencias- la concubina y un pequeño hijo de un joven de 19 años cuya apariencia era similar a la descripta por las víctimas de los robos.

Finalmente el fiscal entregó las órdenes de allanamiento para los domicilios de la casa de ex 81 número 6318 y el de la calle Martínez al 6300, donde el resultado fue disímil. En la primera de las casas no fue secuestrado ningún elemento de importancia para que el fiscal Lódola sume a las actuaciones, pero en la casa de Martínez y Beltrán fue localizado el sospechoso.

El operativo lo realizaron efectivos del gabinete Criminológico de la comisaría séptima, con apoyo del Grupo de Apoyo GAD y de la comisaría quinta.

Además de la detención de Emiliano Sune (19), los policías secuestraron un revólver calibre 38 y prendas de vestir similares a las utilizadas en los asaltos.

El fiscal dispuso la aprehensión de Sune y le impuso cargos por robos calificados por el uso de armas y tenencia ilegítima de arma de uso civil.

La investigación permitió aclarar que los remiseros no tuvieron ninguna voluntad de participar en los ilícitos, por lo que no recibieron ningún tipo de imputación.

Articulo Anterior

Apresan a gitano por estafas

Articulo Siguiente

Cartoneros se manifiestan frente al municipio

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *