Grosero error policial durante un allanamiento

Autor: No hay comentarios Compartir:

Suceso ocurrido el: 25/05/2012

Una presunta equivocación cometieron ayer los uniformados que realizaron una de las seis diligencias judiciales en el marco de la causa iniciada por una cinematográfica fuga que protagonizó un menor, que aún se mantiene prófugo.
 
 No sólo no arrojó resultado positivo la media docena de allanamientos realizados ayer en búsqueda del delincuente juvenil que huyó el miércoles a mediodía, cuando era trasladado otra vez a un instituto de Batán, operación en la que intervinieron dos cómplices armados, sino que en uno de los procedimientos los efectivos habrían …brían cometido un grosero error.
     Al menos eso se desprende de la indignación que mostraron en la víspera los propietarios de un inmueble de Villa Nueva que fue allanada por error a primera hora de la mañana, provocando destrozos en el lugar y un mal momento a personas de avanzada edad que se hallaban descansando.
     Es que efectivos de las cinco comisaría locales, de la DDI, del Grupo de Apoyo Departamental y Caballería participaron en el cumplimiento de las distintas diligencias judiciales.
     El vecino José Luis Soriani (52) señaló que el traumático episodio vivido se produjo alrededor de las 6, cuando los agentes del orden que buscaban al menor prófugo accedieron violentamente al inmueble de Cacique Venancio 244.
     «Estábamos durmiendo, porque anoche cenamos, jugamos a las cartas y a eso de las 22 nos habíamos acostado», dijo el hombre a «La Nueva Provincia».
     Señaló que en la vivienda se hallaban junto a sus padres, una prima y dos tías.
     «Se empezó a sentir como que la casa se venía abajo. Comenzaron a golpear con ese pilote de metal que usan y voltearon la puerta de entrada y también golpearon el portón del garaje», precisó.
     Soriani explicó que sus padres «tienen 74 y 78 años y mis tías más o menos la misma edad. Imagínese el momento que pasaron, incluso una de ellas se descompuso».
     Y comentó que los policías llegaron hasta su habitación y le apuntaron con un arma de fuego.
     «Fueron a mi pieza y uno le decía al otro: `che, pero son todas personas grandes’. Me pusieron contra la pared y una ametralladora contra las costillas. Revisaron toda mi habitación, pero yo miraba que no me pongan nada, porque hoy en día no se puede confiar en nadie», indicó el hombre.
     Luego sostuvo que los policías «hicieron una planilla poniendo que el allanamiento había dado negativo, trajeron un testigo, firmaron y se fueron. Después miramos la dirección del papel que nos dejaron y vimos que se ordenaba el allanamiento en Cacique Venancio 224».
     Incluso, después se determinó que ese domicilio no existe.
     «Ya hablamos con mi primo, que es comisario en Santa Rosa, y vamos a exigir explicaciones por todo esto. No me siento seguro en Bahía Blanca», terminó diciendo Soriani.


Articulo Anterior

Dos heridos en choque y vuelco

Articulo Siguiente

Caen dos ladrones

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *