Búsqueda infructuosa del arquitecto

Autor: No hay comentarios Compartir:

Suceso ocurrido el: 10/07/2012

El arquitecto y docente universitario, Fernando Lario (45), continúa desaparecido y las autoridades que investigan su paradero no descartan que se trate de un hecho voluntario, más aún desde que se encontraran algunas pertenencias en cercanías de un acantilado de la zona sur de la costa.
Ayer personal de Prefectura Naval recorrió el mar y efectivos policiales hicieron lo propio por la ruta 11, a la altura de Los Acantilados, pero los rescatistas no reportaron resultados positivos.
El hallazgo de una mochila con documentación de Lario y otros objetos personales, además de un mensaje de texto telefónico realizado a su pareja el pasado …ja el pasado sábado, consolidan la posibilidad de un intento de suicidio, según indicaron fuentes extraoficiales.

Lario, un reconocido arquitecto y docente de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad Nacional de Mar del Plata, participó el sábado en las elecciones del claustro docente, siendo el representante de la lista opositora que resultó vencida.

Llegó a las 9 de la mañana acompañado por su actual pareja -vive con esa mujer desde hace 9 años- y tomó parte del acto eleccionario hasta el recuento de votos. Tras eso, a las 14.30, aproximadamente, salió junto con compañeros y colegas, quienes lo despidieron.

Lario se fue a pie, ya que su único vehículo, una motocicleta de marca italiana, estaba en reparación desde hace un mes en un taller mecánico.

Posteriormente se estableció que el arquitecto debía ir a visitar a su hijo menor de edad para ayudarlo en una tarea escolar de cara a un examen de matemáticas. Sin embargo a partir de su salida de la Universidad, nada se supo de su paradero.

De acuerdo a los datos proporcionados por fuentes consultadas, en el transcurso de la tarde Lario envió un mensaje de texto a su pareja que hoy es la principal prueba para sustentar la idea de una trágica determinación.

Ayer no trascendió de boca de los familiares, pero LA CAPITAL pudo saber que el sábado por la tarde, después de que fuera visto por última vez en la Universidad Nacional de Mar del Plata, Lario se comunicó al teléfono de su novia. El mensaje habría tenido tono de despedida, e incluso el arquitecto habría dado ciertas órdenes a la mujer para que distribuyera entre los familiares algunos bienes personales. Ese dato hoy forma parte de la causa que investiga la fiscal María Isabel Sánchez, la comisaría segunda y la DDI local.

Confusión

En un primer momento se produjo cierta confusión por la cronología de los hechos. La pareja de Lario radicó la denuncia por averiguación de paradero recién el domingo por la tarde, desconociendo que una joven ya había encontrado el morral en el borde de un acantilado.

Esa joven caminaba el sábado por la tarde por la zona del kilómetro 536 de la ruta 11 (cerca de la tradicional parrilla ubicada en una de las banquinas) cuando se encontró con un morral que contenía documentación de Lario. El único intento por contactarse con alguien vinculado al propietario de ese morral fue por medio de una llamada que la joven hizo a un número telefónico anotado en un papel. Pero nadie atendió.

Al día siguiente, el domingo, cuando ya la noticia de la ausencia de Lario había comenzado a circular por las redes sociales, se difundió a gran velocidad. Aunque recién el lunes el padre de la joven le comentó sobre un hombre desaparecido que estaba siendo buscado. Entonces la mujer anotó el número telefónico que se ofrecía para aportar datos y dio a conocer su hallazgo.

De inmediato la comisaría segunda se contactó con la joven y entregó las pertenencias, confirmándose que eran del arquitecto.

Eso fue en la tarde del lunes y ya de noche se estableció que no podía dejarse de lado el reconocimiento de un cadáver hallado horas antes. La muerte de un hombre indocumentado en una parada de colectivo en cercanías de Santa Clara del Mar, generó desconcierto y hasta obligó a que la policía pidiera a los familiares de Lario un reconocimiento que dio negativo.

Pero sin dudas, el hallazgo del morral direccionó la búsqueda hacia el sector de acantilados.

La fiscal María Isabel Sánchez solicitó la colaboración de Prefectura Naval Argentina para realizar rastrillaje en el sector costero. Ayer por la mañana con medios acuáticos y terrestres personal de Prefectura recorrió de forma periódica la jurisdicción señalada por la policía, es decir la zona que va de la playa Los Acantilados en un radio de 5 kilómetros.

Por su parte, efectivos policiales de la comisaría decimotercera, de Destacamento Acantilados, Bomberos, El Marquesado, del GAD (Grupo de Apoyo Departamental) desplegaron un operativo de búsqueda terrestre.

Los rescatistas de Bomberos debieron esperar ayer a que se produjera la bajamar para descender los 60 metros de acantilados y hacerlo sobre suelo firme. En el sector en que se encontró el morral (el mismo estaba a menos de un metro del borde) las mareas cambian significativamente la costa, con playa o sin ella según la marea.

Algunos familiares del arquitecto acudieron al lugar y observaron el trabajo del personal abocado a la búsqueda.

Al momento de desaparecer, Lario vestía jean oscuro, zapatillas blancas, suéter rayado y un saco de corderoy.

Laura Lario, hermana del arquitecto, indicó que “se fue caminando y nunca más supimos de él, el domingo hicimos la denuncia”.

La mujer recordó que su hermano “participa todos los años de elecciones, es algo habitual, siempre pierden, ese no es un dato mayor, él estuvo en la facultad el sábado hasta las 14 donde estuvo con sus compañeros”.

“El tenía que pasar a buscar a su hijo porque el nene tenía un examen y él lo iba a ayudar en matemáticas. Algunos me dicen que iba para Buenos Aires, el domingo me llaman desde allí preocupados porque él no había llegado”, relató a la prensa.

Hoy por la mañana proseguirán los rastrillajes en la zona de Los Acantilados y Prefectura podría agregar medios aéreos a diferencia de la víspera cuando sólo utilizó un gomón.

Articulo Anterior

Roban 10 armas de alto poder de fuego

Articulo Siguiente

Buscan a un arquitecto que desapareció

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *