asalto que fue transmitido en vivo a otras ciudades del país

Autor: No hay comentarios Compartir:

Suceso ocurrido el: 24/07/2012

Cerca de 15 empleados de distintas empresas nucleadas en la Cámara de la Construcción fueron víctimas ayer por la tarde de un asalto mientras asistían a una clase de capacitación que se transmitía por teleconferencia a diferentes ciudades del país.
El hecho sucedió a las 19 de ayer en la sede de dicha institución ubicada en Catamarca, entre Gascón y Falucho, donde alrededor de 15 trabajadores de constructoras locales participaban de la última de las cuatro clases de un curso de capacitación.
La charla, a cargo del gerente de la Cámara, Gustavo Mumare, era transmitida … transmitida por videoconferencia a las filiales que la entidad posee en Capital Federal, Santa Fe y Paraná, por lo que los empleados de las constructoras de dichas ciudades pudieron observar todo lo que ocurría durante el robo.

El encuentro, que había comenzado sobre las 17.30, se vio interrumpido cuando cinco delincuentes de alrededor de 25 años ingresaron armados y a cara descubierta al salón donde se dictaba la clase, y comenzaron a gritarle a los presentes que se tiraran al suelo y entregaran sus pertenencias. Según contó Mumare, la puerta de entrada al inmueble permanecía abierta porque durante el curso siempre se esperaba “la presencia de otros alumnos que tal vez llegaban más tarde”, y por eso los ladrones pudieron ingresar sin mayores inconvenientes.

“Nosotros estábamos haciendo un curso de capacitación en seguridad e higiene para mandos medios o capataces que es abierto y se realiza por videoconferencia con otras delegaciones de ciudades como la de Buenos Aires, que nos tomaba por cámara y nos veía mientras a mí me agarraban cinco tipos y me hacían entrar a golpes al aula”, relató a LA CAPITAL el representante de la construcción local, todavía alterado por lo sucedido. En la misma línea, agregó que los delincuentes exigieron a los presentes que se tiraran al piso, al tiempo que “se gritaban entre sí que uno de ellos colocara la camioneta frente al edificio para cargar los objetos robados”.

Una mujer que participaba de la clase, también shockeada por la situación que le había tocado vivir, describió a los ladrones como “jóvenes de aproximadamente 25 años que actuaron a cara descubierta”. “Fueron 15 minutos. Nos sacaron las billeteras, relojes y otras pertenencias, mientras estábamos en el piso, y a algunos compañeros los golpearon. Por suerte no hubo ningún herido de gravedad”, remarcó.

Por su parte, Mumare, uno de los damnificados que luego radicó la denuncia en la comisaría segunda, agregó que los delincuentes también se llevaron utilidades pertenecientes a la entidad, “como tres computadoras y un proyector”, además de “bastante dinero de empleados y de las empresas que los capataces tenían consigo, ya que algunos venían de las obras en construcción”.

Con respecto a los alumnos del curso, cabe destacar que ninguno resultó herido de gravedad, aunque uno de los asistentes recibió un “pisotón en una pierna mientras estaba en el piso”, incidente que obligó a trasladarlo a una sala de atención sanitaria.

Teleconferencia

Mientras los asaltantes le quitaban las pertenencias a los participantes del curso, la transmisión por teleconferencia continuaba, de modo que los asistentes a las sedes de la Cámara en otras ciudades pudieron observar todo lo que ocurría. “La transmisión continuaba, y desde Buenos Aires estaban viendo todo y nos llamaban a los celulares, pero los ladrones no nos dejaban atender ni movernos, y nos amenazaban”, relató Mumare.

En ese sentido, el directivo intentó caracterizar la situación y explicó que cuando los delincuentes escaparon “nadie sabía qué hacer”. “Cuando se fueron no sabíamos qué hacer, si levantarnos o no. Las chicas lloraban y todo era un quilombo. Y encima desde Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos seguían mirando todo”, concluyó

Articulo Anterior

“La ausencia de Pulti genera violencia”

Articulo Siguiente

Exmilitar abatió de dos disparos a delincuente

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *