Los taxistas piden más seguridad

Autor: No hay comentarios Compartir:

Suceso ocurrido el: 13/10/2012

 

Los taxistas de Mar del Plata iniciaron este sábado un paro que se extenderá hasta el lunes al mediodía en reclamo de mayores medidas de seguridad y exigieron un incremento de la presencia policial, luego de que un chofer sufrió un ataque y golpes durante un intento de asalto.

El jefe del sindicato Unico de Peones de Taxis (SUPETAX), Donato Cirone, confirmó que el taxista Marcelo Batocleti, de 44 años, resultó herido tras un fuerte golpe en su cabeza cuando circulaba por la avenida Polonia a la altura de William Morris después de dejar a un pasajero.

“Unos delincuentes le arrojaron media baldosa contra el parabrisas para intentar asaltarlo y la piedra impactó directamente en la cabeza del compañero Batocleti y lo dejó herido, por lo que tuvo que ser hospitalizado”, añadió.

 

“En el momento de recibir el golpe, el taxista alcanzó a avisar por su radio que estaba sufriendo un ataque y esa decisión impidió que se pueda concretar el asalto”, añadió. El taxista fue asistido en el hospital Interzonal, donde recibió atención médica.

Ante este nuevo hecho de inseguridad, Cirone manifestó que se renueva el mismo reclamo que viene haciendo el gremio desde hace meses, pero ahora solicitan además la presencia en Mar del Plata de alguna autoridad de peso a nivel Provincial y Nacional.

“No tenemos garantías para trabajar y así no podemos seguir, porque siempre nos prometen mayor presencia policial en las calles y aumento en la cantidad de controles, pero nunca llegan”, argumentó.

A mitad de año, los choferes marplatenses realizaron una serie de marchas y protestas para reclamar mayores medidas de seguridad ante los ataques violentos sufridos durante robos.

El 10 de junio, las autoridades del Ministerio de Seguridad bonaerense conformaron junto a policías, funcionarios comunales y taxistas y remiseros de Mar del Plata una “mesa de coordinación” de acciones para analizar la situación y programar acciones preventivas para evitar nuevos ataques.

La iniciativa se concretó luego de que en la semana previa se registraran al menos tres conductores de automóviles de alquiler víctimas de la violencia durante robos perpetrados en horarios nocturnos.

Una de las víctimas fue un remisero de 56 años que recibió un balazo en una pierna durante un asalto en el barrio Las Heras, donde fue interceptado por dos hombres que le quitaron la recaudación y otras pertenencias. El hecho derivó en un paro de actividades de taxistas y remiseros de la ciudad en reclamo de mayor seguridad.

Articulo Anterior

Once jóvenes aprehendidos

Articulo Siguiente

Boqueteros en una joyería

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *