Pasó 23 años preso, salió y lo detienen por vender droga

Autor: No hay comentarios Compartir:

Suceso ocurrido el: 15/11/2012

 

Un hombre que había purgado una pena de 23 años de prisión y había recuperado la libertad hace poco tiempo fue detenido en las últimas horas junto a una menor en un operativo que permitió desmantelar una vivienda que se dedicaba al fraccionamiento y venta de drogas.

Personal de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas realizó un allanamiento en Ortiz de Zarate al 8100, donde detuvo a estas dos personas, secuestró más de 50 bolsitas de nylon con cocaína listas para la venta y un cuarto de ladrillo de la misma sustancia, así como municiones, dinero y teléfonos celulares que utilizaban para llevar a cabo su “negocio”.

A través de diversas llamadas anónimas e información de los investigadores del cuerpo, los efectivos de Drogas Ilícitas iniciaron hace más de dos meses esta operación. Con los indicios de que esa vivienda era utilizada para vender droga, acudieron al fiscal Marcelo Blanco, a cargo de la unidad especializada en estupefacientes, para que autorizara las tareas de inteligencia.

A partir de allí, comenzó la tarea de recolectar testimonios, tomar fotografías y disponer de personal encubierto para comprobar los delitos. Esto permitió determinar que a toda hora (aunque mayormente a la tarde) distintas personas se acercaban hasta la vivienda y llevaban a cabo un “pasamanos” con la gente que se encontraba dentro, a través de una reja e, incluso, en la puerta de la casa. Una vez que recibían la droga, se iban.

Este trabajo también permitió identificar que los encargados de la venta eran una joven y un hombre mayor. Con todos estos datos, el fiscal Blanco pidió una orden de allanamiento que fue autorizada por la Justicia de Garantías.

Con la orden efectivizada, personal de Drogas Ilícitas se instaló en los alrededores de la vivienda y cuando constató que las dos personas que se dedicaban a la venta de dorga estaban en el lugar ingresaron y detuvieron al hombre de 52 años y a la menor.

Así se empezó a registrar la casa y se incautó una importante cantidad de envoltorios de nylon con cocaína desparramados en el suelo, que intentaron ser “descartados” ante la irrupción policial.

En plena requisa se pudo ver que de un árbol ubicado en una vivienda lindera, con algo en su interior. Ante la presunción de que podía tratarse de droga fuera de la vivienda se le solicitó autorización al vecino y se encontró en el interior un cuarto de ladrillo de clorhidrato de cocaína, conocido como “piedra”,  con signos de ralladura en un costado. De allí obtenían la droga que fraccionaban para luego venderla. En la misma bolsa también había cerca de 50 bochitas listas para ser vendidas.

Además, los efectivos secuestraron varias municiones de calibre 9 milímetros y otros cartuchos de diferentes calibres, más una suma de dinero en billetes de distinta denominación superior a los mil pesos y varios teléfonos celulalres.

Con estos elementos se dispuso la aprehensión de ambas personas. El mayor quedó a disposición de la UFI de estupefacientes alojado en la cárcel de Batán y la menor, a disposición de la Delegación de Promoción y Protección de los Derechos del Niño de Mar del Plata, a cargo de la Alejandra Germinario, que la entregó a un mayor responsable.

Según las averiguaciones realizadas, el detenido tenía un frondoso prontuario. Había purgado 23 años de cárcel y recuperado su libertad no hace mucho tiempo.

Articulo Anterior

Violento choque

Articulo Siguiente

Artesanos denuncian que son atacados por menores

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *